Muere Súper Porky: Este es su legado para la lucha libre mexicana

0
345

El día de ayer se dio a conocer la muerte de Súper Porky. Falleció a los 58 años de edad, con una carrera luchística de más de 40 años, en los que formó parte de una de las tercias más icónicas del pancracio, protagonizó la denominada “Lucha del siglo”, trabajó para todas las empresas de lucha en el país, hasta llegó a las promocionales de la WWE, y consolidó a la Dinastía Alvarado. Este es el legado de su carrera.

Súper Porky

Era el tercero de seis hermanos. Su padre fue Shadito Cruz, quien incursionó en la lucha libre e inculcó este deporte en su descendencia. Durante un momento de su carrera, el patriarca de la familia adoptó el mote de El hombre del brazo dorado, en referencia a una película protagonizada por Frank Sinatra. Sin embargo, relevó este nombre al hijo mayor, que quedó con el sustantivo de Brazo de Oro.

Con ello empezó un linaje luchístico que también fue reconocido como La familia de los Brazos. Súper Porky debutó a los trece años, en una función en San Mateo Tecoloapan, Atizapán de Zaragoza, Estado de México, bajo el alias de Shadito Cruz Jr.

No obstante, a pesar de incursionar bajo la fachada de otros personajes como José El Exótico y Sputnik, fue con el nombre de Brazo de Plata que alcanzó gran popularidad porque conformó junto a sus hermanos Brazo de Oro y El Brazo una de las tercias más memorables.

La lucha del siglo: Los Brazos contra Los Villanos

Durante la década de los ochenta se dio un auge en el concepto de las tercias dentro de los cuadriláteros. En el circuito independente, Los Brazos se confrontaron contra equipos de renombre como Los Misioneros de la Muerte, Los Fantásticos, Los Cadetes del Espacio y Los Villanos.

Con estos últimos protagonizaron una rivalidad que llegó hasta la apuesta de las máscaras. El combate fue promocionado como “La lucha del siglo” y tuvo como fecha definitiva el 21 de octubre de 1988, en la Monumental Plaza de Toros, de Nuevo León. En dicho duelo, la Dinastía Imperial salió victoriosa, por lo que Brazo de Plata perdió la incógnita.

De Brazo de Plata a personaje de los Looney Tunes

A pesar de su complexión, no le temía al estilo aéreo. Tal era el punto, que el Dr. Alfonso Morales lo apodó Porky, en alusión a la caricatura de los Looney Tunes, con lo que El Brazo de Plata decidió adoptar el mote, con el cual mantuvo la popularidad de siempre y varió como Súper Porky, Elvis Porky, Súper Pepe Porky, Rotoporky.

Con el provecho de dicho carisma, conquistó a empresas como el Consejo Mundial de Lucha Libre (CMLL), la Triple A, el International Wrestling Revolution Group (IWRG) y a la World Wrestling Entertainment (WWE).

En la marca de Vince McMahon tuvo un paso fugaz. Estaba contemplado para formar la División Junior en 2005, dentro de Smack Down. En esta también participaron Mascarita Sagrada, Octagoncito, Piratita Morgan. Zuki, Pequeño Violencia, Pierrothito.

Y, aunque el de la Dinastía Alvarado llegó a estelarizar un promocional, nunca pisó los encordados de la WWE, debido a que este proyecto no prosperó y no duró más de un año, en el cual Súper Porky no tuvo mayor participación.

El legado de la leyenda 

Los logros de este gladiador también traspasaron otras fronteras como las de Panamá, Guatemala, Japón. Sin embargo, a pesar de coleccionar diversos campeonatos y cabelleras en su vitrina, su más grande legado prevalece en sus hijos, de los cuales cuatro se dedicaron a la lucha libre.

Una se desenvolvió con un perfil bajo en las empresas independientes, Muñeca de Plata, y la otra se consagró en marcas como el CMLL y la Triple A, Goya Kong. Mientras que sus otros dos hijos gozan de una carrera que continúa en las primeras planas, se trata de Máximo y Psycho Clown.

Afortunadamente, Súper Porky siempre estuvo cobijado por el cariño del público. Como muestra, a pesar de haberse retirado en 2016, debido a su estado inconveniente que le requería de cuatro prótesis para continuar en la lucha, pasó sus últimos cuatro años de vida recibiendo diversos homenajes, como fruto de su trabajo.

Por todo lo anterior, desde la redacción de Refe-Ring lamentamos la muerte de José Luis Alvarado Nieves, que en paz descanse.

Deja un comentario