RAW: Todo o nada para Drew McIntyre

0
276

Los reflectores de RAW captaron la tensión persistente entre Bobby Lashley y Drew McIntyre. Ambos firmaron un contrato titular que permite al escocés buscar su tercer reinado como Campeón de la WWE en Hell in a Cell, tras haber perdido el cinturón en Elimination Chamber. Aunque, en caso de perder ante The All Mighty, no podrá volver a retarlo mientras se mantenga con el cetro.

Resultados de RAW

No hubo un altercado previo a la celda infernal, pero McIntyre aprovechó para dar el golpe de autoridad. Con su espada, atravesó la mesa que se encontraba entre él y el actual monarca. Así sentenció el encuentro que tendrá lugar el próximo domingo 20 de junio de 2021. Esta será la última oportunidad del escocés con tal de despojar a Lashley del título.

Además, Shayna Baszler entró en el terreno de una rivalidad frente a Alexa Bliss. En este episodio, el feudo no resultó beneficioso para The Queen of Spades. Sister Bliss, de la mano de su muñeca Lily, atormentaron hasta el último segundo del show a Baszler, con lo que quedó al aire lo que vendrá como respuesta por parte de la dos veces Campeona Femenina de NXT.

El ThunderDome permitió que el Universo de la WWE presenciara un sinfín de oportunidades distintas para el talento en el show rojo del 7 de junio del 2021, sobre todo para todos aquellos que no tenían un rumbo claro dentro del emporio. Luchadores como The Viking Raiders, Jeff Hardy y Mansoor tuvieron momentos de gloria.

La división de parejas del Monday Night tuvo un gran regreso en uno de los programas más consistentes de lo que va del año. Pese a la fiesta de RKO’s, Riddle y Randy Orton no pudieron ganar la Tag Team Battle Royal que definiría a los próximos contendientes de AJ Styles y Omos.

En esta también estaban incluidos The New Day (Kofi Kingston y Xavier Woods), John Morrison (sin The Miz), Lince Dorado (sin Gran Metalik), Mace y T-Bar, así como los eventuales ganadores: The Viking Raiders. Ivar y Erik harán efectiva su oportunidad titular en una fecha cercana por confirmar.

Más tarde, The Original Bro tuvo una contienda individual que fue la mejor de la noche; un brutal encuentro frente a Kofi Kingston, por quien pareciera que no pasan los años.

Cuando la lucha parecía decidida, el miembro de The New Day se hizo con la victoria. Esto tras aprovechar un error de Riddle, que intentaba finiquitar el combate al imitar los movimientos que caracterizan a The Viper.

La reivindicación llegó también para dos competidores: Jaxson Ryker y Jeff Hardy. El primero, apareció con un nuevo look y una nueva personalidad dominante; vengó el acto de abandono por parte de Elias. Los dos tuvieron una breve reyerta que terminó en el triunfo por countout de Ryker, dado que Elias abandonó el cuadrilátero y decidió no regresar.

Para Jeff Hardy, la función le hizo justicia después de pasar seis meses sin ganar un singles match. Esta vez, reprochó en backstage la actitud arrogante del invicto Cedric Alexander, mismo al que le robó su racha de victorias usando el sello del casa: el Swanton Bomb

Mismo dominio mostró Mansoor, quien ahora está asesorado por Mustafa Ali. Fueron los consejos del antiguo líder de RETRIBUTION los que le permitieron acabar con facilidad a Drew Gulak.

De igual forma, Nikki Cross hizo pareja con Asuka, de la que se valió para poder conseguir una tercera victoria consecutiva frente a Charlotte Flair y la Campeona Femenina de RAW, Rhea Ripley. En este programa, la estadounidense y la australiana formaron equipo ante la escocesa y la japonesa.

Sin restarle mérito al gran momento de The Freak, Cross aprovechó el altercado que sufrieron sus contrincantes, el cual acabó en el Natural Selection de The Opportunity sobre The Nightmare. Este hecho benefició al bando de las babyfaces para el conteo de tres definitivo.

Sheamus hizo un pronto regreso a la programación tras la operación de nariz a la que sometió, luego de su lucha con Humberto Carrillo en el Monday Night de la semana anterior.

Pese a ello, el Guerrero Celta propuso que el Dale Gas y Ricochet se enfrentaran entre sí para que el vencedor accediera a una lucha titular por el Campeonato de los Estados Unidos.

Ninguno de los dos se hizo de la chance para retar a Sheamus, pues un Spanish Fly hacia ringside –de The One and Only a Carrillo– los dejó sin posibilidad de regresar a la lona para evitar el conteo de diez. La reyerta culminó en empate.

Deja un comentario