Mexicanos en WWE, ¿en la cima del éxito?

0
238

Si bien la WWE se ha caracterizado por ser la tierra de las oportunidades para miles de gladiadores que buscan mostrar su calidad dentro del cuadrilátero, la empresa dirigida por Vince McMahon no ha terminado de emplear de manera certera a todo el talento mexicano en los shows semanales de los últimos años.

Sin llegar a lo personal, ciertos atletas padecen el peso del vestuario. Su valía no está en duda, pero en ocasiones no existen líneas creativas determinadas para que estos desarrollen su personaje de forma constante en la programación, al igual que se someten a una competencia constante dentro y fuera del emporio más mediático del wrestling.

Andrade es una de las grandes superestrellas mexicanas que han pertenecido a esta empresa; en ella ganó el Campeonato de NXT y el de Estados Unidos. Recientemente, fue liberado de su contrato tras cinco meses sin competir; en entrevista con Lucha Libre Online y mediante una rueda de prensa con Más Lucha, reveló que desde noviembre de 2020 se encontraba dado de alta para volver al ring.

El Ídolo también hizo públicas una serie de declaraciones que dejaron entrever el trato que se les da a las estrellas. Sin embargo, el ahora agente libre aclaró que esta situación va más allá de la nacionalidad, ya que hay talento de todas partes del mundo (a los que no se refirió directamente) que se encuentran con el mismo descontento pero no se han atrevido a alzar la voz.

Otro gladiador azteca que también terminó su contrato el pasado 15 de abril fue Kalisto. El antiguo miembro de Lucha House Party concretó cuatro reinados: dos con el título estadounidense, uno con el de la división crucero y un adicional con los cinturones de parejas de NXT (al lado de Sin Cara). Su cláusula de no competencia –de 90 días– expirará el 14 de julio.

Algunas grandes etapas de dominio mexicano en la empresa se dieron con el auge de figuras como Eddie Guerrero, así como en el primer gran reinado de Rey Mysterio durante 2006. Uno de los últimos hitos también resultó Alberto del Río. Pero, ¿qué es de los siete representantes mexicanos de WWE en estos momentos? 

La Familia Mysterio (Dominik y Rey Mysterio)

Para alguien como Rey Mysterio, quien ha dejado un legado vigente en la WWE desde hace más de dos décadas, es imposible no distinguir sus éxitos. Pese a tener cada vez luchas contadas –por cuestiones de tiempo, edad y lesiones–, el Amo del 619 sigue en la élite de la empresa, preparando el ascenso a su hijo Dominik; con el que ha mantenido buenas actuaciones en los últimos meses, lo que ha llevado a solidificar la imagen de la familia mexicana.

El último reto de la Familia Mysterio tuvo lugar en el programa previo a WrestleMania 37. Obtuvieron una oportunidad por los Campeonatos Mundiales en Parejas de SmackDown, pero no pudieron hacerse de ellos. Se encontraban a la par de The Dirty Dawgs, The Alpha Academy (Otis y Chad Gable) y The Street Profits (Angelo Dawkins y Montez Ford). Finalmente, Dolph Ziggler y Robert Roode retuvieron los cinturones.

Santos Escobar

Para NXT también ha resultado fundamental la ayuda de las caras conocidas mexicanas, pues en el caso de Santos Escobar, ha ayudado a crear una facción totalmente dominante en los shows de los martes por la noche: El Legado del Fantasma. Su dominio ha quedado plasmado en oro, pues demostró su talento en la división de las 205 libras.

Defendió el Campeonato Crucero en seis ocasiones; lo unificó ante Jordan Devlin en la segunda noche de Stand & Deliver. Sin embargo, lo perdió ante Kushida. Sus actuaciones, durante el reinado que construyó en 313 días, lo han posicionado como un posible contendiente a cetros de mayor jerarquía en la marca dorada.

Raúl Mendoza

Raúl Mendoza, miembro de la facción llamada El Legado del Fantasma se encuentra en el pico de su carrera dentro de la WWE. Tuvo más apariciones individuales en 205 Live, pero al lado de Joaquin Wilde se ha consolidado como uno de los tag teams más prometedores de NXT.

Mendoza y Wilde cayeron en las Semifinales del Dusty Classic 2021 ante MSK, los ganadores del certamen. Al igual que Grizzled Young Veterans (Zack Gibson y James Drake), perdieron en su intento por capturar las preseas vacantes en la primera noche de Stand & Deliver, que eventualmente ganarían Wes Lee y Nash Carter.

Angel Garza 

Angel Garza tuvo pocas apariciones en los programas semanales de RAW, junto a The Miz y John Morrison, rumbo a WrestleMania 37. Desde la llegada de Damian Priest al roster principal, luego de Royal Rumble 2021, su bookeo fue modificado para convertir al Arquero de la Infamia en un personaje más sólido en la marca roja.

Hasta el momento, sigue sin ser utilizado como un gladiador habitual en la programación, como sí lo representó en 2020, aunque se ha mantenido en constante competición en las funciones de Main Event. En el último programa del Monday Night, El Latino reapareció durante un segmento con Nia Jax.

Su alianza con Andrade fue destruida de un momento a otro, lo que provocó que no estuviera involucrado en algunas de las historias activas de la empresa. Entre sus logros se encuentran un reinado como Campeón Crucero y uno más como Campeón 24/7.

Gran Metalik

En el mismo rumbo se encuentra el equipo de Lucha House Party, conformado por el mexicano Gran Metalik y su compañero, el puertorriqueño Lince Dorado. El finalista del Cruiserweight Classic de 2017 fungió como rival de transición de Santos Escobar en New Year’s Evil. Más tarde, la agrupación tuvo una breve aventura en el Dusty Classic 2021 de NXT: se impusieron a Imperium en Octavos, pero fueron superados por El Legado del Fantasma en los Cuartos de Final.

Estos gladiadores fueron emparejados, entre enero y marzo de 2021, como compañeros de Riddle para encarar en RAW a las entonces aún integradas The Hurt Business (Bobby Lashley, Shelton Benjamin, Cedric Alexander y MVP) y RETRIBUTION. Al momento, continúan en la órbita del Campeonato 24/7, que ambos han conseguido en una ocasión.

Humberto Carrillo

De igual forma, Humberto Carrillo, quien parecía tener un ascenso prometedor desde que enfrentó a Seth Rollins en 2019, no ha luchado en los shows semanales de la compañía. Lejos quedó su unión con la Familia Mysterio (Rey y Dominik Mysterio) en la rivalidad con The Messiah y Murphy en 2020.

Sus apariciones esporádicas se han limitado a tratar de conseguir el título low-card en RAW, junto a gladiadores como Drew Gulak, Ricochet y Akira Tozawa. También sigue en actividad dentro de Main Event. En el más reciente episodio de la marca roja, el regiomontano respondió al reto abierto titular de Sheamus, pero fue masacrado por el Guerrero Celta antes de iniciar el combate.

Deja un comentario