WrestleMania 37: Roman Reigns retiene; masacra a Edge y Daniel Bryan

0
572

WrestleMania 37 se despidió del Raymond James Stadium, este domingo 11 de abril, con un par de sold-outs. WWE completó la segunda parte de la Vitrina de los Inmortales con los últimos siete encuentros que definieron el rumbo de distintos gladiadores. La compañía cerró su vuelta a los shows en vivo con una noche de redención y múltiples cambios titulares, menos para un hombre: Roman Reigns.

The Head of the Table demostró que es el poder personificado de la empresa. Reigns destruyó a Daniel Bryan y al ganador del Royal Rumble, Edge; situación que no sucedía desde hace un par de años. Tras un brutal combate que cerró el magnoevento, The Tribal Chief persistió con el Campeonato Universal entre sus brazos.

The Rated-R Superstar noqueó al líder del Yes Movement con un sillazo a la cabeza. Enseguida, la interferencia de Jey Uso favoreció a que el monarca conectara una spear sobre El Máximo Oportunista. Entonces impuso sus reglas en el cuadrilátero; repitió el con-chair-to con tal de humillar a ambos gladiadores con una cuenta doble. Así selló el cierre de la función más esperada por los fanáticos alrededor del mundo.

Foto: WWE.

La segunda noche de WrestleMania 37 siguió la pauta de los cambios de títulos, en tres de cinco escenarios, como en el caso del Campeonato Femenino de RAW. Rhea Ripley aprovechó su gran momento y destronó el largo reinado de Asuka, esto después de ofrecer una digna contienda y rematar a The Empress of Tomorrow vía Riptide. La era de The Nightmare ha comenzado.

Foto: WWE.

Big E perdió el Campeonato Intercontinental frente a Apollo Crews, quien sacó el odio guardado de las últimas semanas dentro de su Nigerian Drum Fight Match. Pese al gran esfuerzo del miembro de The New Day, nada le fue suficiente para retener su cetro: Dabba-Kato ayudó, en el momento crítico, al de raíces nigerianas para así llevarse la batalla.

Foto: WWE.

Misma situación para Sheamus y Riddle, quienes dieron una reyerta de tremenda calidad. El compromiso se decantó del lado del Guerrero Celta, luego de una brutal Brogue Kick cuando The Original Bro intentaba un mortal hacia atrás.

Riddle acabó sin oro y con el labio roto; mientras que Sheamus alcanzó el Campeonato de los Estados Unidos por tercera ocasión en su carrera.

Foto: WWE.

Sami Zayn y Kevin Owens brindaron un capítulo más de la larga rivalidad que han sostenido a lo largo de su trayectoria. Su duelo se caracterizó por la gran química, el poderío luchístico y el buen llaveo de ambos luchadores. En consecuencia, los cuerpos de ambos fueron exigidos hasta el final, situación que fue aprovechada por KO con un stunner.

Foto: WWE.

Ni la aparición de Logan Paul posibilitó que Sami Zayn derrotara a su compatriota. Tras el choque, el youtuber trató de darle la mano y felicitar al vencedor, pero sólo recibió una paralizadora que quedó guardada como uno de los momentos más representativos del show. 

Natalya y Tamina no pudieron aprovechar la oportunidad que consiguieron por haber ganado la Tag Team Turmoil de la noche uno. Shayna Baszler atrapó a la canadiense en una Kirifuda Clutch cuando esta le ejecutaba un Sharpshooter, por lo que The Irresistible Force y The Queen of Spades siguen reinando como Campeonas Femeninas en Pareja.

Foto: WWE.

Lo que no cambió, al menos no de forma drástica –como esperaba el Universo de la WWE– es la historia entre Randy Orton y The Fiend. El combate que dio inicio a la segunda noche regaló a los fanáticos ciertos instantes de auténtico terror. Una distracción, por parte de la nueva faceta de Sister Bliss, provocó que The Viper saliera airoso después de conectar un RKO sobre El Demonio. El feudo pareciera estar lejos de haber terminado.

Foto: WWE.

Deja un comentario