Fastlane: Roman Reigns, bajo polémica; The Fiend regresa

1
80

A tan solo veinte días de Wrestlemania 37 se vivió una auténtica noche de locos en el Tropicana Field. El rumbo de muchos luchadores ha dado el último grito de sentencia. Principalmente para uno de los campeones máximos de la empresa, pues prometió “morir antes que rendirse”. Este hecho no sucedió, pero resultó como un golpe de suerte para dicho monarca. 

Una terrible confusión entre las intenciones reales de Daniel Bryan y el uso de una silla, le costaron el combate frente a Roman Reigns. The Tribal Chief defendió con éxito su Campeonato Universal, a pesar de haberse rendido ante la ausencia del réferi y el special enforcer.

Edge, quien fungió como el árbitro especial en ringside, se volvió loco tras un golpe certero de la silla metálica por parte del dueño del Yes Movement. Luego de ello, The Rated-R Superstar atacó de forma brutal a ambos gladiadores, para así abandonar el ring. La autoridad recayó en el réferi en turno, que realizó el conteo de tres para darle así la victoria a The Head of the Table.

Foto: WWE.

The Fiend ha regresado, y esta vez con un aspecto más terrorífico de lo que tenía acostumbrado a los fanáticos. Tras jugar mentalmente con Randy Orton, Alexa Bliss aprovechó la distracción que realizó El Demonio –posterior a aplicar su Sister Abigail– para posarse sobre su rival y ganar el combate. El infierno que ha vivido The Viper llegó a su punto cumbre antes de la Vitrina de los Inmortales.

Drew McIntyre ha dejado atrás, con un par de lágrimas a punto de brotar de sus ojos, la rivalidad tan cruel que ha sostenido con su ex mejor amigo Sheamus. Una contienda digna de Wrestlemania dejó estragos visibles en los cuerpos de los gladiadores. Entre los golpes con palos de kendo, así como un gran llaveo de las dos partes, el escocés –que apareció con el rostro pintado– recorrió toda la arena con el irlandés. La carnicería llegó a su fin con el triunfo del próximo retador al Campeonato de la WWE.

Foto: WWE.

Shinsuke Nakamura ha demostrado estar a la altura de los gladiadores más importantes de la compañía, por lo que esta vez su mano a mano frente a Seth Rollins no fue la excepción. Sin embargo, The Messiah dejó ver que sigue estando un escalón encima de sus oponentes; impidió que la venganza de The King of Strong Style, en honor a Cesaro, se llevara a cabo.

Foto: WWE.

Shane McMahon sufrió una lesión al principio del KickOff, lo que le impidió competir ante Braun Strowman. En consecuencia, en medio del segmento clásico de parte de Elias, Shane anunció que este sería el nuevo rival para El monstruo entre hombres. Momento fatídico para el guitarrista, pues fue destruido en cuestión de minutos.

Foto: WWE.

Apollo no pudo arrebatarle el Campeonato Intercontinental a Big E, pero fue tal su hambre de victoria que dejó destruido al miembro de The New Day después de recibir un dudoso conteo a ras de la lona. Sigue reinante, pero esta situación se encuentra lejos de haber acabado, sentenció Crews.

Foto: WWE.

Los ánimos se han calentado entre Sasha Banks y Bianca Belair. Fallaron en su cometido ante las aún campeonas Nia Jax y Shayna Baszler, además culminaron su alianza. The Boss le propinó una fuerte bofetada a The EST of WWE, lo que reaviva su feudo por el Campeonato Femenino de SmackDown de cara al magnoevento de WWE.

Foto: WWE.

El fin de RETRIBUTION fue anunciado –entre líneas– las semanas anteriores, este 21 de marzo se ha convertido en un hecho real: Mustafa Ali perdió su lucha titular frente a Riddle. The Original Bro retuvo el Campeonato de los Estados Unidos con una genialidad de llave desde la tercera cuerda. Tras las acciones, Reckoning abandonó a su lider; acto seguido, Mace y T-Bar terminaron con la facción al atacarlo.

Foto: WWE.

1 Comentario

Deja un comentario