Fastlane: El último evento de WWE antes de WrestleMania 37

0
119

Desde el Tropicana Field, estadio ubicado en San Petesburgo, Florida, WWE está lista para albergar su última función anual previa a WrestleMania 37. Aún sin público, el WWE ThunderDome dará una cartelera que promete dejar en claro la etapa final del camino hacia La Vitrina de los Inmortales.

Dentro del PPV se encuentran combates que serían ser dignos de cualquier pague por evento de la empresa, incluso del propio Wrestlemania 37, pero la espera terminó y los fanáticos tendrán al alcance una No Holds Barred Match entre Sheamus y Drew McIntyre. Su amistad ha quedado en el pasado y a pesar de que el rival oficial del actual monarca de la WWE, Bobby Lashley, es el escocés, el daño que se hagan mañana podría cambiar el rumbo de sus vidas.

Foto: WWE.

Asimismo, Edge podría ser una pieza clave en lucha que sostendrán Daniel Bryan y Roman Reigns, actual poseedor del Campeonato Universal de la WWE, mismo que defenderá ante el dueño del Yes Movement. The Rated R Superstar fungirá como el árbitro encargado del encuentro.

Por lo que «en sus manos» podría estar el que será su rival a vencer en la edición 37 del próximo magnoevento. Cabe recordar que El Máximo Oportunista fue ganador del Royal Rumble 2021 y eligió la presea de The Head of The Table como su gran objetivo tras estar fuera de las competiciones por once años.

Por otra parte, Randy Orton tiene la oportunidad en sus manos para acabar con los juegos mentales a los que Sister Bliss lo ha orillado a enfrentar de formas no muy eficaces. The Apex Predator busca eliminar de una vez por todas el daño que le ha causado prender fuego al cuerpo de The Fiend en TLC 2020. Derivado de ello, la gran sorpresa de este choque intergénero debería ser el regreso del Demonio.

Foto: WWE.

El título Intercontinental volverá a ser defendido en un pago por evento después de mucho tiempo. La última vez que se expuso fue el 27 de septiembre, en Clash of Champions 2020. En aquella ocasión, el entonces campeón Sami Zayn retuvo contra Jeff Hardy y AJ Styles en una Ladder Match que fungió de opener.

Casi seis meses después, el vigente monarca Big E tratará de conservar el prestigio de su presea mientras le hace frente a la cara renovada de Apollo Crews, quien ha dejado en claro que su nueva faceta no dejará asuntos sin terminar. Confrontación complicada para el miembro de The New Day. 

Foto: WWE.

Misma situación para Ali, quien parece estar liderando a una facción que está pronta a desmoronarse; razón por la cual ha exigido una revancha tras su abrupta derrota frente a Riddle en el pasado show de RAW. Mustafa Ali busca reivindicarse en su intento por hacerse del Campeonato de los Estados Unidos, pero The Original Bro no ha permitido que nadie, ni siquiera RETRIBUTION, le arrebate su cetro. 

Foto: WWE.

La cartelera también contará con la presencia del poder femenino, y el reto que se les presenta a las actuales Campeonas en Parejas no será nada fácil. Si bien Sasha Banks y Bianca Belair no han mostrado ser las mejores compañeras –ni las más compenetradas dentro del ring–, buscarán hacerle frente a Nia Jax y Shayna Baszler para así poder hacerse con sus cinturones.

Foto: WWE.

Ahora bien, Shinsuke Nakamura ha demostrado tener una amistad llena de lealtad de la mano de Cesaro, por lo que este domingo tratará de vengarse tras lo ocurrido frente a Seth Rollins. The Messiah dejó noqueado a The Swiss Superman en el SmackDown del 12 marzo. El gladiador japonés le devolvió el favor en el más reciente show azul. Este promete ser un combate muy interesante, y de lograr su cometido, The King of Strong Style podría obtener un triunfo muy importante en su carrera dentro de WWE.

Foto: WWE.

Deja un comentario