RAW: Bobby Lashley busca el oro máximo de la WWE

0
126

La WWE no deja de sorprender desde Elimination Chamber y ahora fue turno de la marca roja, que decidió poner la vara en alto. Tras la pérdida del cetro estadounidense, Bobby Lashley merodea a The Miz, actual Campeón Mundial de la WWE. Durante el programa del 22 de febrero le puso un ultimátum.

The All Mighty argumentó que debería cumplirle la parte del trato que pactaron previo al cierre del pago por evento (cuando le dejó la mesa servida para que canjeara el Money in The Bank sobre Drew McIntyre) o, de lo contrario, buscaría destruirlo y arrebatarle de la peor de las formas su presea.

El tiempo final llegó, por lo que Lashley exigió su respuesta. Braun Strowman intentó convertir el combate en una Triple Amenaza en presencia de Adam Pearce y Shane McMahon. Aunque fue derrotado por Lashley, en medio del ring, con una Hurt Lock. De este modo, el miembro de The Hurt Business consiguió el mano a mano titular para el RAW de la siguiente semana.

Otra gran noticia sacudió al show, pues la experiencia y gran labor luchística de Rhea Ripley ha sido confirmada para llegar a dicha marca, pero aún sin una fecha de debut confirmado.

No todo fue fiesta en los encordados, pues si bien Riddle concretó de forma excelente su primera defensa titular del campeonato de los Estados Unidos frente a John Morrison, se está presenciando un derrumbe inminente de RETRIBUTION. La facción perdió de nueva cuenta ante The New Day (Kofi Kingston y Xavier Woods), lo que dejó ver una notoria decepción en Ali, su líder.

Asimismo, el equipo formado por Charlotte Flair y Asuka volvieron a perder frente a Nia Jax y Shayna Baszler, quienes aprovecharon el golpe que The Queen of Spades le dio a la Campeona Femenina de RAW sin fijarse. En cambio, Lana y Naomi se abrieron paso frente a Dana Brooke y Mandy Rose, contienda que acabó rápidamente. 

Por otro lado,  Jeff Hardy fue derrotado por la furia del Guerrero Celta, Sheamus; así como se pudo observar el regreso de Ángel Garza a un show televisado, sin embargo tuvo un reto complicado al enfrentarse a Damian Priest, acompañado de Bad Bunny. Los puertorriqueños echaron a la bolsa otra gran victoria que los sitúa poco a poco en el foco de atención de los lunes por la noche. 

De igual manera, Ricochet regresó frente a las cámaras, dando un combatazo digno de ser main event frente a AJ Styles, gladiador que venció sin remordimiento a su rival tras un bien conectado Styles Clash. Misma situación para The Hurt Bussiness (Cedric Alexander y Shelton Benjamin), equipo que salió avante pese a la superior habilidad de Lucha House Party (Lince Dorado y Gran Metalik).

Deja un comentario