NXT: El recuento de los daños de Halloween Havoc

0
141

Pete Dunne acaparó una parte de los reflectores de Halloween Havoc cuando le dio la espalda a Kyle O’Reilly y se unió a Pat McAfee. En este episodio de la marca dorada, la facción dejó claro que no tendrá piedad al acabar con The Undisputed Era.

Lo demostraron al interrumpir el combate de duplas que Ever-Rise sostenía contra Drakae Maverick y Killian Dain, acto que derivó en un no contest. La brutalidad del ataque se trasladó al estacionamiento del Capitol Wrestling Center y provocó que The Bruiserweight hiciera sangrar al oriundo de Belfast, Irlanda del Norte.

El exmonarca de NXT UK decidió acoplarse junto a Pat McAfee, Oney Lorcan y Danny Burch debido a que Roderick Strong lo traicionó en la final del Dusty Rhodes Tag Team Classic de 2018, celebrada a tres esquinas en el NXT TakeOver: New Orleans, cuando este se adhirió a la agrupación que encabeza Adam Cole.

El desquite con O’Reilly provino de tan controversial acción. Ahora, el inglés se ha convertido en el cuarto integrante del equipo del exjugador de los Colts de Indianápolis, tal como Strong le pagó en el pasado. Después de que Dunne quemó la bandera de The Undisputed Era, el camino hacia WarGames parece estar definido.

En lo que respecta al Main Event de la función, Tommaso Ciampa finiquitó a Velveteen Dream vía Fairytale Ending. Una vez finalizada la contienda, The Blackheart salió de personaje para reconocer la importancia del rol asumido por los aficionados en la lucha libre, así como para agradecerles por su entrega, incluso aún durante la pandemia de COVID-19. 

En adición a ello, Kushida extendió su racha de victorias al dar cuenta de Cameron Grimes, quien todavía no se recupera de su caída con Dexter Lumis en el Haunted House of Terror Match. El antiguo miembro de The Time Splitters sometió a su rival mediante una Hoverboard Lock.

August Grey irrumpió en el segmento Thatch-As-Thatch-Can para ajustar cuentas con Timothy Thatcher; en antiguas emisiones del show semanal, sufrió los estragos de la desmesurada exhibición. Además, Jake Atlas golpeó con un tubo a Raul Mendoza mientras arribaba al recinto en compañía de Santos Escobar y Joaquin Wilde.

Asimismo, dos batallas fueron anunciadas para la siguiente semana: Johnny Gargano tendrá su primera defensa titular del Campeonato Norteamericano frente a un oponente por determinar. Del mismo modo, One Two expondrá los Campeonatos de Parejas ante Breezango.

Por otra parte, la aclamada división femenina ha renovado sus feudos a raíz de Halloween Havoc. Io Shirai ha elegido a Rhea Ripley como su nueva contendiente al Campeonato Femenino de NXT, gladiadora que no dudó en aceptar el mano a mano en aras de instaurar un segundo reinado con el cetro.

Luego de ser derrotada por The Nightmare, Raquel Gonzalez respondió con firmeza al reto que le externó Xia Li. Un camino similar ha seguido Candice LeRae, pues se vengó de Shotzi Blackheart tras su interferencia en el Tables, Ladders and Scares Match en que no logró destronar a The Genious of The Sky.

A través de un video, The Poison Pixie distrajo a Blackheart, por lo que la neozelandesa la atrapó en un roll-up para ganar la lucha; a la postre, LeRae destruyó su tanque. En la pelea que inauguró el programa, Dakota Kai prosiguió su rivalidad con Ember Moon y la superó por conducto de una Go-To Kick, gracias al apoyo de Gonzalez.

Deja un comentario