Fallece El Audaz, emblema de la lucha libre mexicana en los años setenta

0
251

Un histórico gladiador más ha partido a los encordados celestiales este martes 30 de junio. El Audaz, exluchador y cantante, perdió la vida a los 73 años. A través de sus redes sociales, el staff del excombatiente confirmó su deceso. A la postre, la empresa CHR Records, que fungía como su representante, publicó sus condolencias.

El Audaz inició su actividad en el cuadrilátero durante 1966, cuando tenía 19 años. Sin embargo, su momento de brillar en la década de los setenta, etapa en que protagonizó cuatro duelos de apuestas y se adjudicó un campeonato.

El 5 junio de 1970 ganó la cabellera de El Enfermero; el 20 de febrero de 1972, la de Manuel Robles. Tres años más tarde, su calidad lo llevó a dar el salto a la Empresa Mexicana de Lucha Libre (EMLL).

Asimismo, el 21 de marzo de 1976 comenzó una de las rivalidades más icónicas de su carrera: la que sostuvo con Ray Mendoza. En aquella fecha, lo destronó del Campeonato Mundial Semicompleto de la UWA y se convirtió en el segundo monarca en la historia del cetro.

Pese a haber conseguido el cinturón, se vio forzado a revelar su incógnita veintidós días después. Luego de perder una lucha de relevos suicidas ante Aníbal y el Rayo de Jalisco, tuvo que jugarse las máscaras frente a su compañero: El Solitario.

Por ello, tras caer en el mano a mano, fue destapado en el Palacio de los Deportes. De este modo, la escena luchística conoció la identidad de Doménico Bazán León. Un dato a destacar es que su única defensa titular se gestó con éxito el 17 de julio, en el Auditorio Municipal de Torreón, frente a su verdugo Roberto González Cruz.

No obstante, el 22 de agosto, el precursor de la dinastía de los Villanos reavivó su añejo feudo y recuperó el oro en la Arena Monterrey. Más tarde, Mendoza dio el segundo golpe sobre la mesa, pues también lo despojó de su melena.

Tras su retiro en 1977, El Audaz llevó su talento a otros ambientes, ya que se desempeñó como músico y promotor de música regional mexicana. Anteriormente, había desarrollado sus dotes en la actuación y el doblaje. Efigies del pancracio nacional, como El Hijo del Santo y Canek “El Príncipe Maya” también remembraron su trayectoria.

Deja un comentario