Saúl Álvarez … ¿Canelo o Colorado?

0
377

El Madison Square Garden, recinto de  campeones y memorables combates. Entre sus graderías se  ha aplaudido a figuras  de todos los tiempos como Jack Dempsey, Sugar Ray Robinson, Muhammad Ali, Mano de Piedra Durán, Ringo Bonavena, Carlos Monzón, Jack La Motta y  Rocky Marciano. Citar peleas realizadas en este recinto es rememorar a guerreros de carne y hueso.

El boxeo ha pasado de ser una disciplina empírica para transformarse en un gran negocio eso es  aceptable siempre que haya figuras sobre el cuadrilátero que sean de buen nivel y competitivas. El boxeador de taquilla requiere talento, vocación, esfuerzo, coraje, bravura… Puede tratarse de boxeadores, que hagan gala de estilistas, pegadores, no importa su característica lo importante es que se hagan de un historial respetable por sus puños.

Queda claro que con la tecnología, las nuevas plataformas, la generación de mayores recursos para que los empresarios puedan ofrecer grandes combates del boxeo que requieren de peleadores legítimos. Lo que no se puede es poner a un boxeador tan limitado como Rocky Fielding en una cartelera estelar de la mano de un gran marketing. Los aficionados hacia el deporte que se practica con los puños merecen respeto y no ser subestimados con duelos desnivelados y de poca estrategia.

¿En su última pelea ganó en credibilidad Saul Álvarez? ¿Estuvo a la medida de las circunstancias Rocky Fielding? La respuesta es muy clara. Después de la cruenta pelea con Golovkin, dando 11 centímetros de ventaja en la altura, aumentando su peso natural en 3 kilos y a sólo 3 meses del esfuerzo, un rival a la medida como el mencionado, líneas arriba, podía facilitarle la obtención de una tercera “corona interina”.

Las 4 caídas (una en el primero, otra en el segundo y dos en el tercero) fueron copias en diferentes momentos: tras recibir el golpe el inglés se resignó  y esperó  la cuenta del árbitro Ricky González. Salvo en la última caída, circunstancia en la que el referí prefirió darla por terminada. No es que estuviera acabado, es que no debía continuar. Se escribió la historia. Que dando una desilusión para todos los que disfrutan del boxeo. No hay mucho recuerdo en la memoria de una pelea que haya desilusionado ante las expectativas generadas, pasaran los días y Saúl Alvares es ¿Canelo o Colorado?

canelo limpio
Foto: Agustín Velázquez García.

.

 

Deja un comentario