Guantes y balonazos en la histórica despedida del Estadio Azul

0
652

El próximo 8 de septiembre, será la despedida del legendario Estadio Azul, ubicado en el corazón de la colonia Nápoles,  los aficionados del  fútbol se reunirán para presenciar una rivalidad histórica en el balompié mexicano, nos referimos al América contra Cruz Azul en un partido denominado “Adiós al Azul: Leyendas del Clásico Joven”.

La fundación Scholas Occurrentes, se une a esta emotiva despedida, a través de su programa “FutVal” encaminado a fomentar valores a través del soccer. Scholas es un órgano internacional que vincula el deporte con la educación, siguiendo el mandato del Papa Francisco, con el objetivo de enriquecer la vida de los niños, los jóvenes y su entorno, resaltando valores universales como el respeto, el trabajo en equipo, la honestidad, la resiliencia, el esfuerzo y el espíritu solidario.

Alejandro Hutt, Director de Programas Internacionales del CMB, dio a conocer que el Director de Scholas Ocurrentes, José Maria del Corral, Héctor Sulaimán, Presidente del Consejo Asesor de Scholas México y Mauricio Sulaimán, Presidente del Consejo Mundial de Boxeo, plantarán el tradicional Olivo de la Paz durante el encuentro.

En el último partido en el Estadio de la Ciudad de los Deportes, entraran a la cancha exfutbolistas que dieron gloria a los equipos América y Cruz Azul, como: Missael Espinoza, Juan Hernández y Porfirio Jiménez, entre otros.  

De la misma forma, Juan «Churrito» Hernández, ex campeón mundial mosca del CMB, y Francisco «Bandido» Vargas, ex campeón superpluma del mismo organismo,  se enfrentaran en una contienda de penales, donde ostentaran guantes de boxeo para defender la portería.

Aún quedan boletos en las taquillas del Estadio Azul, parte de lo recaudado será destinado a la Fundación Scholas Occurrentes.

DSC09244.JPG
Fotos: Agustín Velázquez García.

 

DSC09263.jpg
Fotos: Agustín Velázquez García.
DSC09247.JPG
Fotos: Agustín Velázquez García.
DSC09251
Fotos: Agustín Velázquez García.
DSC09260
Fotos: Agustín Velázquez García.

Deja un comentario