Irma “Güerita” Sánchez y Esmeralda “Joya” Moreno suben la guardia en la contienda política

0
875

Ajena, desinteresada, manipulada, corrupta. Así perciben  muchas personas a la política en estos días de pelea franca por el voto en México. Un ámbito de la vida como ciudadano con el que cada vez menos personas se sienten identificados y algunos ni siquiera entienden. Todo lo contrario con la precepción hacia el deporte, en donde se reflejan los deseos. Respetos y  pasiones, un escenario de héroes y villanos con el que más de uno se ve participe.

Dos mundos en apariencia lejanos, pero que conviven con frecuencia. Decisiones políticas modifican el deporte y acciones deportivas influyen en público y las altas esferas del poder. Basta con mirar aquel episodio en que Jackie Nava, excampeona del mundo y diputada del PAN, fue capaz de incluir una iniciativa en favor de la activación física “La semana del deporte”.

Pero hay relaciones más obvias y directas, como las veces en que una deportista ingresa abiertamente a la disputa por cargos de elección popular. Específicamente en el deporte de los puños eso es lo que podría suceder en los próximos meses con Irma “Güerita” Sánchez, En Guadalajara, como suele hacerlo en los cuadriláteros, respaldada por Movimiento Ciudadano, se faja para conquistar la diputación por el Distrito 11 en la zona oriente de Guadalajara; es compañera de fórmula de Kehila Ku, otra  tapatía que pelea por la democracia.

La incursión en el parlamento del Estado de México por parte de Esmeralda “La Joya” Moreno, excampeona minimosca del Consejo Mundial de Boxeo, de Chimalhuacán como candidata por el partido Nueva Alianza para diputada por el Distrito 29 con cabecera en Nezahualcóyotl es otra opción de las grandes boxeadoras que bajan del cuadrilátero para formar parte de la contienda política

“Deportista, Boxeadora, ciudadana comprometida pero sobre todo Mujer triunfadora. #SomosNuevaAlianza”, reseña su propaganda.

Fotos: Agustín Velázquez García.

Estas dos, ejemplares boxeadoras,  no serán ni el primer ni el último deportista en enfrascarse en este tipo de disputas. Incluso muchos han obtenido un éxito considerable, y otros se han vuelto casi igual de célebres por su activismo político como por sus logros de las distintas competencias en las que participaron.

 

Deja un comentario